Citas de Cristóbal de Albornoz

"Instrucción para descubrir todas las guacas del Pirú y sus camayos y haziendas” [ca 1581-1585] en Relación de las fábulas y ritos de los Incas, Eds., Henrique Urbano y Pierre Duviols, Historia 16, Madrid, 1989
Regresar
Grafía en textoNormalizaciónLengua
Collasuyo/qulla suyu/Quechua
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
173"NUL"Vino esta denominación de un abuso que imbentaron unos hechiceros en una peña questá en Paucara en el Collao, donde se juntava[n] cuatro dellos los más nombrados de aquellas provincias, y con unas yervas a figura de tallos y el cavo con una paletilla como espatula de boticario, que los indios se la ponen en la caveça por plumas y gala, y con estas en las manos, començavan a llorar a inbocar sus guacas, dando golpes en un agujero de la dicha peña, que del humor de las yervas salían unos mosquitos y a estos llamavan guacanqui como a cosa salida llorando. A estos guardavan y los traían los yngas y personas prencipales consigo para que los amasen las mujeres y para ser bien afortunados en guerra y en sus contrataciones"
194"NUL"Las primeras que eran de los quechuas de ciertas provincias de donde tomó el ynga la lengua general que mandó supiesen todos, que la suya natural nadie la hablava sino ellos, llamávanse Chuquimoro, Chuquiguaraca, Apollmoca, Sutaya. Del rededor del Cuzco, Coricancha, Guaynacauri, Nina soyuma, Topa amaro, Nina amaro, Manducalla e otras muchas. Del Collao a Titicaca. De Parinacocha a Sarasara, y de todas las provincias tomaron la más prencipal e de quien tenían los naturales notiscia, que las traían al Cuzco e que hablavan por sus meses, cuando hazían sus fiestas los yngas, como está dicho. Esta notiscia alcanzaron en Quito y en toda la tierra."
164"NUL"Durante el govierno de los yngas hizieron cuatro veretas generales en toda la tierraque poseyesse[n], que los títulos dellas se intitulan Chinchaysuyo. Collasuyo. Andesuyo. Condesuyo, a los cuales les dio figuras y señal de bestidura y tocado con señales por donde eran conoscidos y guacas generales. Y juntamente les dio unas guaquillas de piedras de diferenciados colores que les llamo auqui, que los traían con sus personas en las chuspas, como los cristianos tienen figuras de santos a quienes reverencian. Servían de paramentos y promesas que hazían en los auquis de tratar verdad en las juntas que hazían para todo género de govierno. Ay muchos destos entre los naturales y son de mucho daño por la fe que en ellas tienen; dávanse en Pachacama en los llanos y en Curicanche /sic/ en el Cuzco por sus sacerdotes guacamayos."