Citas de Pedro de Cieza de León

Cieza de León, Pedro de Crónica del Perú. Segunda Parte, El señorío de los Yngas, Edición, Prólogo y Notas Francesca Cantù, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1985
Regresar
Atabalipa/atawallpa/Quechua
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
11NULL"segúnd la relaçión que yo tomé en el Cuzco y dan los orejones; porque dizen que luego que en la provinçia de Caxamalca fue preso Atabalipa por los españoles, aviendo avido entre los dos hermanos Guascar Ynga, único heredero del ynperio, y Atabalipa grandes guerras y dádose capitanes de uno contra capitanes de otro muchas batallas hasta que el río de Apurima, por el paso de Cotabanba, fue preso el rey Guascar y tratado cruelmente por Chalaquchima, sin lo qual el Quizquiz en el Cuzco hizo un gran daño y mató ¯sigúnd es público- treynta hermanos de Guascar e hizo otras crueldades en los que tenían su opinión y no se avían mostrado favorables [a] Atabalipa ; y como andando en estas pasiones tan grande oviese, como digo, sido preso Atabalipa y consertado con él Piçarro que le daría por su rescate una casa de oro y para traello fuesen al Cuzco Martín Bueno, Çárate y Moguer, porque la mayor parte estava en el solene tenplo de Curicanche; y como llegasen estos cristianos al Cuzco en tienpo y coyuntura que los de la parte de Guascar pasavan por la calamidad dicha e supiesen la prisión de Atabalipa, holgáronse tanto como se puede sinificar; y así luego, con grandes suplicaçiones, ynploravan su ayuda/contra Atabalipa su enemigo, diziendo ser enbiados por mano de su gran dios Tiçiviracocha y ser hijos suyos: y así luego les llamaron y pusieron por nonbre Viracocha. Y mandaron al gran sacerdote, como los más ministros del tenplo, que las mugeres sagradas se estuviesen en él, y el Quizquiz les entregó todo el oro y plata."
12NULL"...dixeron luego que la tal jente no eran hijos de Dios sino peores que ‘sopays’, que es nonbre de diablo: aunque por cunplir con el mandato del señor Atabalipa los capitanes y delegados de la çibdad los despacharon sin les hazer enojo ninguno, enbiando luego el tesoro. Y el nonbre de Viracocha se quedó hasta oy; lo qual, segúnd tengo dicho, me ynformaron ponérselo por lo que tengo escrito y no por la sinificaçión que dan de espuma de la mar."
20NULL"Y a las fiestas se hallavan los prencipales señores que avían más de cuatro leguas quellos mandaron y pareçía en el Cuzco grandísima riqueza de oro e plata y pedrería y plumaje çercándolo todo la gran maroma de oro y la admirable figura del Sol, que hera todo de tanta grandeza que pesava ¯a lo que afirman por çierto los yndios- más de quatro mill quintales de oro; y sinó no se dava la borla en el Cuzco, tenían al que se llamava Ynga por cosa de bulra sin tener su señorío por çierto ni firme: y así Atabalipa no es contado por rey."
38NULL"Y por engrandeçer su señorio, pareçiendoles que lo mucho que digo era poco, mandavan por ley que ningund oro ni plata que entrase en la çibdad del Cuzco della pudiese salir so pena de muerte, lo qual se esecutava luego en quien lo quebrantava; y con esta ley, siendo lo que entrava al mucho y no saliendo nada, avía tanto que, si quando entraron los españoles se dieran otra maña y tan presto no eçecutaran su crueldad en dar la muerte [a] Atabalipa ..."
82NULL"Otras muchas cosas pudiera dezir deste tenplo que dexo, porque me pareçe que vasta lo dicho para que se entienda quan gran cosa fue, porque no trato de la argenteria, chaquira, plumajes de oro y otras cosas, que si las escreviera no fueran creydas. Y lo que tengo dicho, aun biven cristianos que vieron la mayor parte dello, que se llevo a Caxamalca para el rescate de Atabalipa ; pero mucho escondieron los yndios y esta perdido y enterrado. Y aunque todos los Yngas avian adornado este tenplo, en tienpo de Ynga Yupangue se acreçento de tal manera que quando murio y Topa Ynga, su hijo, ovo el ynperio, quedo en esta perfiçion."
184NULL"Bolvio al Cuzco, donde fue reçibido de la çibdad onradamente y los çaçerdotes del tenplo de Curicanche le dieron muchas vendiçiones y el alegro al pueblo con grandes fiestas que se hizieron. Y naçianle muchos hijos, los quales criavan sus madres, entre los quales naçio Atabalipa, segund la opinion de todos los yndios del Cuzco que dizen ser asi y llamarse su madre Tuto Palla, natural [de] Quilaco, aunque otros dizen ser del linaje de los Orencuzcos; y sienpre, desde que se crio, anduvo este Atabalipa con su padre y era de mas edad que Guascar"
200NULL"Pues, estando Guaynacapa en el Quito con grandes conpañas de jentes que tenia y los demas señores de su tierra, viendose tan poderoso pues mandava desde el rio de Angasmayo al de Maule, que ay mas de mill y dozientas leguas y estando y tan creçido en riquezas, tanto que afirman que avia hecho traer a Quito mas de quinientas cargas de oro y mas de dos mill de plata y mucha pedreria y ropa fina, siendo temido de todos los suyos porque no se le osavan desmandar quando luego hazia justiçia, quentan que vino una gran pestilençia de viruelas tan contajiosa que murieron mas de dozientas mill animas en todas las comarcas, porque fue general; y dandole a el el mal no fue parte todo lo dicho para librarlo de la muerte, porquel gran Dios no era dello servido. Y como se sintio tocado de la enfermedad, mando se hizieron grandes sacrifiçios por su salud en toda la tierra y por todas las guacas y tenplos del Sol; mas yendole agraviado, llamo a sus capitanes y parientes y les hablo algunas cosas, entre las quales les dixo, a lo que algunos dellos dizen, que el savia que la jente que avia visto en el navio bolveria con potençia grande y que ganaria la tierra. Esto podria ser fabula, o si lo dixo, que fuese por boca del demonio, como quien sabia que los españoles yvan para procurar de bolver a senorear. Dizen otros destos mismos que, conoçiendo la gran tierra que avia en los quillaçingas y popayaneses y que era mucho para mandarlo uno, que dixo que desde Quito para aquellas partes fuesen de Atabalipa, su hijo a quien queria mucho porque avia sienpre andado con el en la guerra; y que mando que lo demas governase y senorease Guascara, unico hered[er]o del imperio. Otros yndios dizen que no dividio el reyno, antes dizen que dixo a los que estavan presentes que bien sabian como ellos se avian holgado que fuese señor, despues de sus dias, su hijo Guascar, y de Chimbo Ocllo, su hermana, con quien todos los del Cuzco mostravan contento; y puesto que sin el tenia otros muchos hijos de gran valor, entre los quales estavan Nauque Yupangue, Topa Ynga, Guancauque, Topa Gualpa, Tito, Guama Gualpa, Mango Ynga, Guascar, Cuxi Gualpa, Paulo, Tilca Yupangue, Conono, Atabalipa , quiso no dalles nada de lo mucho que dexava, sino / que todo lo eredase del como el lo heredo de su padre y que confiava mucho guardaria su palabra y cunpliria lo que su coraçon queria, aunque era muchacho; y que les rogo lo amasen y mirasen como era justo y que hasta que tuviese edad perfeta que governase y fuese su ayo Colla Topa, su tio. Y como esto uvo dicho, murio."
202NULL"Capitulo [LXX] del linaje y condiçiones de Guascar y de Atabalipa ."
202NULL"Bien te[r]nia que dezir en contar menudamente las diçinçiones destos tan poderosos señores, mas no saldre de mi brevedad por las causas tan justas que otras vezes e dicho tener. Guascar hera hijo de Guaynacapa y Atabalipa tanbien. Guascar de menos dias, Atabalipa de mas años; Guascar hijo de la Coya, hermana de su padre, señora prençipa1; Atabalipa hijo de una yndia quilaco, llamada Tutu Palla. El uno y el otro naçieron en el Cuzco y no en Quito, como algunos an dicho y an escrito para esto, sin lo aver entendido como ello es. La razon lo muestra porque Guaynacapa estava en la conquista de Quito y por aquellas tierras aun no doze años y era Atabalipa quando murio de mas de treynta años; y señora de Quito, para dezir lo que ynventan que era su madre, no avia ninguna porque los mismos Yngas eran reyes y señores del Quito; y Guascar naçio en el Cuzco y Atabalipa era quatro o çinco años de mas hedad que no el."
203NULL"Guascar era querido en el Cuzco y en todo el reyno por los naturales por ser el heredero de derecho; Atabalipa hera bien quisto de los capitanes viejos de su padre y de los soldados, porque anduvo en la guerra en su niñez y porquel en bida le mostro tanto amor que no le dexava comer otra cosa que lo quelle dava de su plato. Guascar hera clemente y piadoso; Atabalipa cruel y vengativo; entranbos eran liberales y el Atabalipa honbre de mas animo y esfuerço y Guascar de mas presunçion y valor. El uno pretendio ser unico señor y mandar sin tener ygual; el otro se determino de reynar y por ello quebrantar las leyes que sobre ello a su usança estavan estableçidas por los Yngas, que hera que no podia ser rey sino hijo mayor del señor y de su hermana, aunque otros de mas hedad oviese avido en otras mujeres y mançebas. Guascar deseo / tener consigo el exerçito de su padre; Atabalipa se congoxo porque no estava çerca del Cuzco para en la misma çibdad hazer el ayuno y salir con la borla para por todos ser reçibido por rey."
204NULL"Fue entendido por Atabalipa como Guascar avia salido con la borla y como queria que todos le diesen la ovedençia; y no se avian partido de Quito ni de sus comarcas los capitanes general[es] de Guaynacapa y avia entre todos platicas secretas sobre que hera bien procurar por las vias a ellos posible[s] quedarse con aquellas tierras de Quito sin yr al Cuzco al llamamiento de Guascar, pues era aquella tierra tan buena y adonde todos se hallavan tan bien como en el Cuzco."
205NULL"Algunos avia entre ellos que les pesava y dezian que no hera liçito dexar de reconoçer al gran Ynga, pues hera señor de todos; mas Ylla Topa no fue leal a Guascar asi como Guaynacapa se lo rogo y el se lo prometio, porque dizen que / andava en tratos y secretas platicas con Atabalipa , que entre los hijos de Guaynacapa mostro mas animo [y] balor, causado por su atrevimiento y aparejo que hallo o con lo que su padre mando, si fue verdad, que governase lo de Quito y sus comarcas. Este hablo a los capitanes Chalaquchima, Ynclagualpa, Urimiñavi, el Quizquiz, Sopeçopagua y otros muchos, sobre que quisiesen faboreçerle y ayudarle para quel fuese Ynga de aquellas partes como su hermano lo hera del Cuzco. Y ellos y el Ylla Topa, traydor a su señor natural Guascar, pues que aviendole dexado por governador hasta quel tuviese edad cunplida le nego y se ofreçio de faboreçer [a] Atabalipa, que ya por todo el real era tenido por señor y le fueron entregadas las mugeres de su padre, a quien el reçibio por suyas, que hera autoridad mucha entre estas jentes;..."
205NULL"Quentan algunos que algunos de los hijos de Guaynacapa, hermanos de Guascara y de Atabalipa , con otros orejones se fueron huyendo al Cuzco y dieron dello aviso a Guascar; y asi el como los orejones ançianos del Cuzco sintieron lo que avia hecho Atabalipa , reprovandolo por caso feo y que avia ydo contra sus dioses y contra el mandamiento y ordenança de los reyes pasados. Dezian que no avian de sufrir ni consentir quel bastardo tuviese nonbre de Ynga, antes le avian de castigar por lo por el ynventado, con el fabor que tuvo de los capitanes y jente del exerçito de su padre. Y asi Guascar mando que se aper[çi]biesen en todas partes y se hiziesen armas y los depositos se proveyesen con las cosas neçesarias porque el avia de hazer guerra a los traydores sy juntos todos no le reconoçian por señor. Y a los cañares enbio enbaxadores, esforçandolos en su amistad y al mismo Atabalipa dizen que enbio un orejon a que le amonestase que no yntentase de llevar adelante su opinion, pues hera tan mala y a que hablase a Ylla Topa, su tio, para que le aconsejase se viniese para el. Y hecho estas cosas, nonbro por su capitan general a uno de los prençipales del Cuzco llamado Atoco."
207NULL"Capitulo [LXXII] de como se comensaron las diferençias entre Guascar y Atabalipa y se dieron entre unos y otros grandes vatallas."
207NULL"Y asi unos dizen que, Atabalipa , como ovo determinadose a no solamente no querer dar la obediençia a su hermano que ya hera rey, mas aun pretendio aver el señorio para si por las formas que pudiese, tenyendo -como ya tenia- de su parte a los capitanes y soldados de su padre, vino a los Cañares adonde hablo con los señores naturales y con los mitimaes coloreando, con razones que ynvento, [que] su deseo no hera de hazer daño a su hermano por querer solamente el provecho para si, sino para tenellos a todos por amigos y hermanos y hazer otro Cuzco en el Quito, donde todos se holgasen; y pues el tenia tan buen coraçon, que para sanearse quellos le tenian para con el, diesen lugar que en Tomebanba fuesen para el hechos aposentos y tanbos, para que como Ynga y señor pudiese holgar con sus mugeres en ellos, como hizo su padre y su agüelo;..."
208NULL"Y teniendo esta voluntad Atabalipa no pudo con ellos acavar nada, antes afirman que los cañares con el capitan [y] mitimaes lo prendieron con yntento de lo presentar a Guascar; mas, poniendolo en un aposento del tanbo, se solto y fue a Quito, donde hizo entender averse buelto culebra por boluntad de su dios para salir de poder de sus enemigos; por tanto, que todos se aparejasen para començar la guerra publica y al descubierto porque asi convenia. Otros yndios afirman por muy çierto que el capitan Atoco con su jente allego a los Cañares, adonde estava Atabalipa , y quel fue el que lo prendio y se solto como esta dicho. Creo yo para mi, aunque podr[i]a ser otra cosa, que Atoco se hallo en la prision de Atabalipa y, muy sentido porque asi se avia descabullido, sacando la mas jente que pudo de los cañares, se partio para Quito, enbiando por todas partes a esforçar los governadores y mitimaes en el amistad de Guascar. Tienese por averiguado que Atabalipa se solto haziendo con una ‘coa‘, ques ‘pala[n]ca’, que una muger Çella le dio, un agujero, estando los que estavan en el tanbo calientes de lo que avian vevido, y pudo, dandose prieça, allegar al Quito como esta dicho, sin ser alcançado de los enemigos que mucho quisieran tomarlo [a] aver a las manos."
209NULL"Capitulo [LXXIII] de como Atabalipa salio del Quito con su jente y capitanes y de como dio vatalla a Atoco en los pueblos de Anbato."
209NULL"Como las postas que estavan en los caminos reales fuesen tantas, no pasava cosa en parte del reyno que fuese oculta, antes era publica por todo lugar. Y como se entendio Atabalipa averse escapado por tal ventura y estar / en Quito allegando la jente, luego se conoçio que la guerra seria çierta y asi uvo division y parçialidades y novedades grandes y pensamientos endereçados a mil[l] fines. Guascar, en lo de arriba, no tuvo quien no le obedeçiese y desease que saliese del negoçio con honra y autoridad. Atabalipa tuvo de su parte los capitanes y jente del exercito y muchos señores naturales y mitimaes de las provinçias y tierras de aquella comarca; y quentan que luego en Quito con çeleridad mando salir la jente, jurando como ellos juran que en los cañares avian de hazer castigo grande por el afrenta que alli reçibio. Y como supiese venir Atoco con su jente, que pasaria, a lo que dizen, de quarenta guarangas, ques millares de honbres, se dio prieça a se encontrar con el.Atoco venia marchando porque Atabalipa no tuviese lugar de hazer llamamiento de jente en las provinçias; y como supo que venia a punto de guerra, hablo con los suyos, rogandoles que se acordasen de la onra del Ynga Guascar y que se diesen maña a castigar la desvergüença con que Atabalipa venia."
210NULL"Y quentan que encomendo la guerra a su capitan general Chalaquchima y a otros dos capitanes, llamados el Quizquiz el unos y el otro Ocumare. Y como Atoco no parase con la jente, pudieron encontrarse çerca del pueblo llamado Anbato, adonde a la usança suya començaron la batalla y la riñeron entre ellos bien. Y aviendo tomado un collado Chalaquchima salio a tienpo convenible con çinco mill honbres holgados y dando en los que estavan cançados, los apretaron tanto que, despues de ser muertos los mas dellos, bolvieron los que no lo eran las espaldas con gran espanto, y el alcançe se siguio y fueron muchos los presos / y Atoco entre ellos; el qual, quentan los que desto me ynformaron, que lo ataron a un palo donde con gran crueldad aviltadamente le mataron y que del casco de su cabeça hizo un bazo Chalaquchima, para vever, engastonado en oro. La opinion mayor y que deve des ser mas çierta, a mi juyzio, de los que murieron en esta vatalla de anbas partes fueron quinze o dies y seys mill yndios y los que se prendieron fueron los mas dellos muertos sin piedad ninguna por mandado de Atabalipa ."
212NULL"Y enbio a llamar Guascar a muchos señores de los naturales del Colla[o], de los Canches, Canas, Charcas, Carangues y a los de Condesuyo y muchos de los de Chinchasuyo; y como estuviesen juntos, les hablo sobre lo que su hermano hazia y les pidio en todo le quisiesen ser buenos amigos y conpañeros. Respondieron a su gusto los que se hallaron a la platica, porque guardavan mucho la relijion y costunbre de no reçibir por Ynga sino aquel que en el Cuzco tomase la borla, la qual avia dias Guascar tenia, y sabian el reyno le venia derechamente. Y porque convenia con brevedad prove[e]r en la guerra que tenia, / nonbro por su capitan jeneral a Guancauque, hermano suyo, segund dizen algunos orejones, porque otros quieren dezir ser hijo de Hilaquita. Con este enbio por capitanes otros prençipales de su naçion que avian por nonbres Avante, Urco Guaranga, Ynga Roca. Estos salieron del Cuzco con la jente que se pudo juntar, yendo con ellos muchos señores de los naturales y de los mitimaes y por donde quiera que pasa va Guancaunque sacava la jente que queria con lo demas que era neçesario para la guerra. Y camino a mas andar en busca de Atabalipa, que como oviese muerto y vençido [a] Atoco, como de suso es dicho, siguio su camino endereçado a Tomebanba, yendo con el sus capitanes y muchos prençipales que avian venido a ganalle la la boluntad, viendo que yva vençedor.Los cañares estavan temerosos de Atabalipa porque avian tenido en poco lo que les mando y avian sido en la prision suya; reçelavanse no quisiese hazelles algun daño, porque conoçian que era vengativo y muy sanguinario;..."
212NULL"Mas poca ynpreçion hizieron en el cruel de Atabalipa , porque dizen que mando a sus capitanes y jentes que matasen a todos aquellos que avian venido; lo qual fue hecho no perdonando si no hera algunos niños y a las mugeres sagradas del tenplo que por honra del Sol, su dios, guardaron sin derramar sangre dellas ninguna.Y pasado esto, mando matar algunos particulares en la provinçia y puso en ella capitan y mayordomo de su mano; y juntos los ricos honbres de las comarcas, tomo la bolra y llamose Ynga en Tomebanba, aunque no tenia fuerça -como se a dicho- por no ser en el Cuzco; mas el tenia su derecho en las armas, lo qual tenia por buena ley. Tanbien digo que e oydo [a] algunos yndios honrados que Atabalipa tomo la borla en Tomevanba antes que le prendiesen ni Atoco saliese del Cuzco y que Guascara lo supo y proveyo luego. / Pareçeme que lo que se a escrito lleva mas camino.Guancauque davase mucha prieça [a] andar y quisiera llegar a los Cañares antes que Atabalipa pudiera aver hecho el daño que hizo."
213NULL"Y alguna de la jente que escapo de la vatalla que se dio en Anbato se avia juntado con el. Afirman todos que trayria mas de ochenta mill honhres de guerra y Atabalipa llevaria pocos menos de Tomebanba, donde luego salio afirmando que no avia de parar hasta el Cuzco. Mas en la provinçia de los Paltas, serca de Coxebanba, se encontraron unos con otros; y despues de aver esforçado y hablado cada capitan a su jente, se dieron vatalla, en la qual afirman que Atabalipa no se hallo, antes se puso en un çerrillo a la ver. Y siendo Dios dello servido, no enbargante que en la jente de Guascar avia muchos orejones y capitanes que para entre ellos entendian bien la guerra y que Guancauque hizo el dever como leal y buen servidor a su rey, Atabalipa quedo vençedor con muerte de muchos contrarios, tanto que afirman que murieron entre unos y otros mas de treynta y çinco mill honhres y heridos quedaron muchos.Los enemigos siguieron el alcançe, matando y cativando y robando los reales; y Atabalipa estava tan alegre que dezia que sus dioses peleavan por el. Y porque ya los españoles eran entrados en este reyno avia algunos dias y Atabalipa lo supo, que fue causa quel en persona no fuese al Cuzco.No daremos conclusion a estas guerras y vatallas que se dieron entre estos yndios, porque no fueron con horden. Y, por llevarla, se quedara hasta su lugar.Hasta aqui es lo que se me a ofreçido de escrevir de los Yngas, lo qual hize todo por relaçion que tome en el Cuzco. Si açertare alguno a lo hazer mas largo y çierto, el camino tiene abierto, como yo lo tuve para hazerlo, que yo no pude, aunque para lo hecho trabaje lo que Dios sabe, que bive y reyna para sienpre jamas. Y fue visto lo mas de lo escrito por el dotor Vravo de Saravia y el liçençiado Hernando de Santillan, oydores de la abdiençia real de los Reyes."