Citas de Pedro de Cieza de León

Cieza de León, Pedro de Crónica del Perú. Segunda Parte, El señorío de los Yngas, Edición, Prólogo y Notas Francesca Cantù, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1985
Regresar
Tanbo---No identificada
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
15NULL"... y aún sin esto, podría ser lo que quenta de Ayar Cache e de los otros ser encantadores, que sería causa de por arte del demonio hazer lo que hazían. En fin, no podemos sacar dellos otra cosa questo. Pues luego que Ayar Cache quedó dentro en la queba, los otros dos hermanos suyos acordaron, con alguna jente que se les avía llegado, de hazer otra poblaçión, la qual pusieron por nombre Tanbo Quiro, que en nuestra lengua querrá dezir "dientes de aposento" o "de palacio"; / y ase de entender questas poblaçiones no heran grandes ni más que algunas fuerças pequeñas. Y en aquel lugar estuvieron algunos días, aviéndoles ya pesado con aver echado de sí a su hermano Ayar Eche que por otro nombre dizen tanbién llamarse Guanacaure"."
16NULL"Capítulo [VII] "de cómo, estando los dos hermanos en Tanbo Quiro, vieron salir con alas de pluma al que avían, con engaño metido en la cueba, el qual les dixo que fuesen a fundar la gran çibdad del Cuzco; y cómo partieron de Tanbo Quiro"."
16NULL"Prosiguiendo en la relaçión que yo tomé en el Cuzco, dizen los orejones que, después de aver asentado en Tanbo Quiro los dos yngas, sin se pasar muchos días, descuydados ya de más ver [a] Ayar Coche, lo vieron venir por el ayre con alas grandes de pluma pintadas"."
69NULL"Salido el señor del Cuzco avia grandisima horden, aunque fuesen con e1 trezientos mill honbres. Yvan con conçierto por sus jornadas de tanbo a tanbo, adonde hallavan proveymiento para todos, sin que nada faltase, y muy conplido, y muchas armas y alpargates y toldos para la gente de guerra y mugeres y yndios para servillos y para llevarles sus cargas de tanbo a tanbo, adonde avia el mismo proveymiento y abasto de mantenimiento; y el señor se alojava y la guarda estava junto a e1 y la demas jente se aposentava en la redonda en los muchos aposentos que avia"."
134NULL"/ Y a todos los que murieron de la parte suya en la vatalla los mando el nuevo Ynga enterrar, mandando hazerles las oçequias a su usança; y a los chancas mando que se hiziese una casa larga a manera de tanbo en la parte que se dio la vatalla, adonde para memoria fuesen desollados todos los cuerpos de los muertos ..."."
186NULL"Y asi se hincheron todos los grandes aposentos y depositos de todo ello, de manera que de quatro a quatro leguas, que era la jornada, estava entendido que se avia de hallar proveymiento para toda esta multitud de jente, sin que faltase sino que sobrase mas de lo quellos gastasen, y mujeres, muchachos y onbres que servian personalmente de lo que les hera mandado y que llevavan el repuesto del Ynga y el vagax[e] de la jente de guerra de un tanbo a otro, donde estava el proveymiento que en el pasado"."
208NULL"Y teniendo esta voluntad Atabalipa no pudo con ellos acavar nada, antes afirman que los cañares con el capitan [y] mitimaes lo prendieron con yntento de lo presentar a Guascar; mas, poniendolo en un aposento del tanbo, se solto y fue a Quito, donde hizo entender averse buelto culebra por boluntad de su dios para salir de poder de sus enemigos; por tanto, que todos se aparejasen para començar la guerra publica y al descubierto porque asi convenia. Otros yndios afirman por muy çierto que el capitan Atoco con su jente allego a los Cañares, adonde estava Atabalipa, y quel fue el que lo prendio y se solto como esta dicho. Creo yo para mi, aunque podr[i]a ser otra cosa, que Atoco se hallo en la prision de Atabalipa y, muy sentido porque asi se avia descabullido, sacando la mas jente que pudo de los cañares, se partio para Quito, enbiando por todas partes a esforçar los governadores y mitimaes en el amistad de Guascar . Tienese por averiguado que Atabalipa se solto haziendo con una ‘coa’, ques ‘pala[n]ca’, que una muger Çella le dio, un agujero, estando los que estavan en el tanbo calientes de lo que avian vevido, y pudo, dandose prieça, allegar al Quito como esta dicho, sin ser alcançado de los enemigos que mucho quisieran tomarlo [a] aver a las manos"."