Citas de Pedro de Cieza de León

Cieza de León, Pedro de Crónica del Perú. Segunda Parte, El señorío de los Yngas, Edición, Prólogo y Notas Francesca Cantù, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1985
Regresar
Atoco/atuqu/Quechua
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
206NULL"Quentan algunos que algunos de los hijos de Guaynacapa, hermanos de Guascara y de Atabalipa, con otros orejones se fueron huyendo al Cuzco y dieron dello aviso a Guascar; y asi el como los orejones ançianos del Cuzco sintieron lo que avia hecho Atabalipa, reprovandolo por caso feo y que avia ydo contra sus dioses y contra el mandamiento y ordenança de los reyes pasados. Dezian que no avian de sufrir ni consentir quel bastardo tuviese nonbre de Ynga, antes le avian de castigar por lo por el ynventado, con el fabor que tuvo de los capitanes y jente del exerçito de su padre. Y asi Guascar mando que se aper[çi]biesen en todas partes y se hiziesen armas y los depositos se proveyesen con las cosas neçesarias porque el avia de hazer guerra a los traydores sy juntos todos no le reconoçian por señor. Y a los cañares enbio enbaxadores, esforçandolos en su amistad y al mismo Atabalipa dizen que enbio un orejon a que le amonestase que no yntentase de llevar adelante su opinion, pues hera tan mala y a que hablase a Ylla Topa, su tio, para que le aconsejase se viniese para el. Y hecho estas cosas, nonbro por su capitan general a uno de los prençipales del Cuzco llamado Atoco ."
207NULL"Entendido hera por todo el reyno del Peru como Guascar era Ynga y como tal mandava y tenia guarda y despachava orejones a las cabeçeras de las provinçias a proveer lo que convenia. Era de tan buen seso y tenia en tanto a los suyos que fue, lo que reyno, querido en estremo dellos; y seria quando començo a reynar, a lo que los yndios dizen, de veynte y çinco años poco mas o menos. Y aviendo nonbrado por su capitan general [a] Atoco , le mando que tomando la jente que le pareçiese de los lugares por donde pasase, mitimaes y naturales, fuese a Quito a castigar el alboroto que avia con lo que su hermano yntentava y tuviese aquella tierra por el."
208NULL"Y teniendo esta voluntad Atabalipa no pudo con ellos acavar nada, antes afirman que los cañares con el capitan [y] mitimaes lo prendieron con yntento de lo presentar a Guascar; mas, poniendolo en un aposento del tanbo, se solto y fue a Quito, donde hizo entender averse buelto culebra por boluntad de su dios para salir de poder de sus enemigos; por tanto, que todos se aparejasen para començar la guerra publica y al descubierto porque asi convenia. Otros yndios afirman por muy çierto que el capitan Atoco con su jente allego a los Cañares, adonde estava Atabalipa, y quel fue el que lo prendio y se solto como esta dicho. Creo yo para mi, aunque podr[i]a ser otra cosa, que Atoco se hallo en la prision de Atabalipa y, muy sentido porque asi se avia descabullido, sacando la mas jente que pudo de los cañares, se partio para Quito, enbiando por todas partes a esforçar los governadores y mitimaes en el amistad de Guascar. Tienese por averiguado que Atabalipa se solto haziendo con una ‘coa’, ques ‘pala[n]ca’, que una muger Çella le dio, un agujero, estando los que estavan en el tanbo calientes de lo que avian vevido, y pudo, dandose prieça, allegar al Quito como esta dicho, sin ser alcançado de los enemigos que mucho quisieran tomarlo [a] aver a las manos."
209NULL"Capitulo [LXXIII] de como Atabalipa salio del Quito con su jente y capitanes y de como dio vatalla a Atoco en los pueblos de Anbato."
209NULL"Como las postas que estavan en los caminos reales fuesen tantas, no pasava cosa en parte del reyno que fuese oculta, antes era publica por todo lugar. Y como se entendio Atabalipa averse escapado por tal ventura y estar / en Quito allegando la jente, luego se conoçio que la guerra seria çierta y asi uvo division y parçialidades y novedades grandes y pensamientos endereçados a mil[l] fines. Guascar, en lo de arriba, no tuvo quien no le obedeçiese y desease que saliese del negoçio con honra y autoridad. Atabalipa tuvo de su parte los capitanes y jente del exercito y muchos señores naturales y mitimaes de las provinçias y tierras de aquella comarca; y quentan que luego en Quito con çeleridad mando salir la jente, jurando como ellos juran que en los cañares avian de hazer castigo grande por el afrenta que alli reçibio. Y como supiese venir Atoco con su jente, que pasaria, a lo que dizen, de quarenta guarangas, ques millares de honbres, se dio prieça a se encontrar con el.Atoco venia marchando porque Atabalipa no tuviese lugar de hazer llamamiento de jente en las provinçias; y como supo que venia a punto de guerra, hablo con los suyos, rogandoles que se acordasen de la onra del Ynga Guascar y que se diesen maña a castigar la desvergüença con que Atabalipa venia. Y por justificar su causa, enbio1e -segund dizen- çiertos yndios por mensajeros amonestandole que se contentase con lo que avia hecho y no diese lugar a quel reyno ardiese en guerra, y se conformase con el Ynga Guascar, que seria lo mas asertado. Y aunque heran prençipales orejones estos mensajeros, quentan que se rio del dicho que Atoco le enbiava a dezir y que, haziendo grandes fieron y amenazas, los mando matar y prosiguio su camino en ricas andas que le llevavan a honbros de los prençipales y mas privados suyos."
210NULL"Y quentan que encomendo la guerra a su capitan general Chalaquchima y a otros dos capitanes, llamados el Quizquiz el unos y el otro Ocumare. Y como Atoco no parase con la jente, pudieron encontrarse çerca del pueblo llamado Anbato, adonde a la usança suya començaron la batalla y la riñeron entre ellos bien. Y aviendo tomado un collado Chalaquchima salio a tienpo convenible con çinco mill honbres holgados y dando en los que estavan cançados, los apretaron tanto que, despues de ser muertos los mas dellos, bolvieron los que no lo eran las espaldas con gran espanto, y el alcançe se siguio y fueron muchos los presos / y Atoco entre ellos; el qual, quentan los que desto me ynformaron, que lo ataron a un palo donde con gran crueldad aviltadamente le mataron y que del casco de su cabeça hizo un bazo Chalaquchima, para vever, engastonado en oro. La opinion mayor y que deve des ser mas çierta, a mi juyzio, de los que murieron en esta vatalla de anbas partes fueron quinze o dies y seys mill yndios y los que se prendieron fueron los mas dellos muertos sin piedad ninguna por mandado de Atabalipa."
211NULL"Pocos dias se tardaron despues que en el pueblo de Anbato el capitan Atoco fue vençido y desbaratado, quando no solamente en el Cuzco se supo la nueva, mas en toda la tierra se entendio y reçibio Guascar grande espanto y temio mas el negoçio que hasta alli; mas sus consejeros le amonestaron que no desanparase al Cuzco sino que enbiase de nuevo jente y capitanes. Y fueron hechos grandes lloros por los muertos y en los tenplos y oraculos hizieron sacrifiçios conforme a lo que ellos usan. Y enbio a llamar Guascar a muchos señores de los naturales del Colla[o], de los Canches, Canas, Charcas, Carangues y a los de Condesuyo y muchos de los de Chinchasuyo; y como estuviesen juntos, les hablo sobre lo que su hermano hazia y les pidio en todo le quisiesen ser buenos amigos y conpañeros."
212NULL"Y porque convenia con brevedad prove[e]r en la guerra que tenia, / nonbro por su capitan jeneral a Guancauque, hermano suyo, segund dizen algunos orejones, porque otros quieren dezir ser hijo de Hilaquita. Con este enbio por capitanes otros prençipales de su naçion que avian por nonbres Avante, Urco Guaranga, Ynga Roca. Estos salieron del Cuzco con la jente que se pudo juntar, yendo con ellos muchos señores de los naturales y de los mitimaes y por donde quiera que pasa va Guancaunque sacava la jente que queria con lo demas que era neçesario para la guerra. Y camino a mas andar en busca de Atabalipa, que como oviese muerto y vençido [a] Atoco , como de suso es dicho, siguio su camino endereçado a Tomebanba, yendo con el sus capitanes y muchos prençipales que avian venido a ganalle la la boluntad, viendo que yva vençedor."
212NULL"Mas poca ynpreçion hizieron en el cruel de Atabalipa, porque dizen que mando a sus capitanes y jentes que matasen a todos aquellos que avian venido; lo qual fue hecho no perdonando si no hera algunos niños y a las mugeres sagradas del tenplo que por honra del Sol, su dios, guardaron sin derramar sangre dellas ninguna.Y pasado esto, mando matar algunos particulares en la provinçia y puso en ella capitan y mayordomo de su mano; y juntos los ricos honbres de las comarcas, tomo la bolra y llamose Ynga en Tomebanba, aunque no tenia fuerça -como se a dicho- por no ser en el Cuzco; mas el tenia su derecho en las armas, lo qual tenia por buena ley. Tanbien digo que e oydo [a] algunos yndios honrados que Atabalipa tomo la borla en Tomevanba antes que le prendiesen ni Atoco saliese del Cuzco y que Guascara lo supo y proveyo luego. / Pareçeme que lo que se a escrito lleva mas camino."