Citas de Pedro de Cieza de León

Cieza de León, Pedro de Crónica del Perú. Segunda Parte, El señorío de los Yngas, Edición, Prólogo y Notas Francesca Cantù, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1985
Regresar
Ylla/illa/No identificada
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
92NULL"Y crean los letores que tenemos por muy çierto que ni en Jerusalen, Roma, ni en Perçia ni en ninguna parte del undo por ninguna republica ni rey del se juntava en un lugar tanta riqueza de metales de oro y plata y pedreria como en esta plaça del Cuzco quando estas fiestas y otras semejantes se hazian; porque heran sacados los bultos de los Yngas, reyes suyos ya muertos, cada uno con su serviçio y aparato de oro y plata que tenian -digo los que aviendo sido en bida buenos y valerosos, piadosos con los yndios, generosos en les hazer merçedes, perdonadores de ynjurias; porque a estos tales canonizava su çeguedad por santos y onravan sus ueços sin entender que las animas ardian en los [yn]fiernos, y creyan que estavan en el çielo. Y lo mismo era de algunos otros horejones o de otra naçion por algunas causas que en su jentilidad hallavan, los llamavan tanbien santos. Y llaman ellos a esta manera de canonizar ‘ylla’, que quiere dezir ‘cuerpo del que fue bueno en la vida’; / o en otro entendimiento ‘yllapa’ sinifica trueno o relanpago: y asi llaman los yndios a los tiros de artilleria ‘yllapa’ por el estruendo que haze"
205NULL"Algunos avia entre ellos que les pesava y dezian que no hera liçito dexar de reconoçer al gran Ynga, pues hera señor de todos; mas Ylla Topa no fue leal a Guascar asi como Guaynacapa se lo rogo y el se lo prometio, porque dizen que / andava en tratos y secretas platicas con Atabalipa, que entre los hijos de Guaynacapa mostro mas animo [y] balor, causado por su atrevimiento y aparejo que hallo o con lo que su padre mando, si fue verdad, que governase lo de Quito y sus comarcas. Este hablo a los capitanes Chalaquchima, Ynclagualpa, Urimiñavi, el Quizquiz , Sopeçopagua y otros muchos, sobre que quisiesen faboreçerle y ayudarle para quel fuese Ynga de aquellas partes como su hermano lo hera del Cuzco. Y ellos y el Ylla Topa, traydor a su señor natural Guascar, pues que aviendole dexado por governador hasta quel tuviese edad cunplida le nego y se ofreçio de faboreçer [a] Atabalipa, que ya por todo el real era tenido por señor y le fueron entregadas las mugeres de su padre, a quien el reçibio por suyas, que hera autoridad mucha entre estas jentes; y el serviçio de su casa y lo demas que tenia le fue dado para que por su mano fuese hordenado todo a su boluntad"
206NULL"Quentan algunos que algunos de los hijos de Guaynacapa, hermanos de Guascara y de Atabalipa, con otros orejones se fueron huyendo al Cuzco y dieron dello aviso a Guascar; y asi el como los orejones ançianos del Cuzco sintieron lo que avia hecho Atabalipa, reprovandolo por caso feo y que avia ydo contra sus dioses y contra el mandamiento y ordenança de los reyes pasados. Dezian que no avian de sufrir ni consentir quel bastardo tuviese nonbre de Ynga, antes le avian de castigar por lo por el ynventado, con el fabor que tuvo de los capitanes y jente del exerçito de su padre. Y asi Guascar mando que se aper[çi]biesen en todas partes y se hiziesen armas y los depositos se proveyesen con las cosas neçesarias porque el avia de hazer guerra a los traydores sy juntos todos no le reconoçian por señor. Y a los cañares enbio enbaxadores, esforçandolos en su amistad y al mismo Atabalipa dizen que enbio un orejon a que le amonestase que no yntentase de llevar adelante su opinion, pues hera tan mala y a que hablase a Ylla Topa, su tio, para que le aconsejase se viniese para el. Y hecho estas cosas, nonbro por su capitan general a uno de los prençipales del Cuzco llamado Atoco"