Citas de Pedro de Cieza de León

Cieza de León, Pedro de Crónica del Perú. Segunda Parte, El señorío de los Yngas, Edición, Prólogo y Notas Francesca Cantù, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1985
Regresar
Camayos/kamayuq/Quechua
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
26NULL"...eran bien tratadas por el y estimadas de los yndios naturales; y aposentado el rey a su palaçio o por dondequiera que yba, eran miradas y guardadas todas por los porteros y ‘camayos’ ques nonbre de guardianes;..."
57NULL"Lo que tributava cada termino destas cabeçeras y contribuyan los naturales, asi oro como plata y lana y ropa y armas con todo lo demas quellos davan, lo entregavan por cuenta a los ‘camayos’ que tenian los quipos, los quales hazian en todo lo que por este les era mandado en lo tocante al despender estas cosas con la gente de guerra o repartillo con quien el señor mandava o de llevallo al Cuzco; pero quando de la çibdad del Cuzco venian a tomar la quenta o que la fuesen a dar al Cuzco, los mismos contadores con los quipos la davan o venian a la dar adonde no podia aver fraude, sino todo avia de estar caval."
87NULL"En este lugar entrara bien, para que se entienda, lo de la capacocha, pues todo / era tocante al serviçio de los tenplos ya dichos y de otros; y por notiçia que se tiene de yndios viejos que son bivos y bieron lo que sobre esto pasava, escrivire lo que dello tengo entendido ques verdad. Y asi dizen que se tenia por costunbre en el Cuzco por los reyes que cada año hazian venir [a] aquella çibdad a todas las estatuas y bultos de los ydolos que estavan en las guacas, que eran los tenplos donde ellos adoravan; las quales eran traydas con mucha veneraçion por los çaçerdotes y ‘camayos’ dellas, ques nonbre de guardianes; y como entrasen en la çibdad, heran reçib[id]as con grandes fiestas y proçeçiones y aposentadas en los lugares que para aquello estavan señalados y estableçidos; y aviendo venido de las comarcas de la çibdad y aun de la mayor parte de las provinçias numero grande de jente, asi honbres como mugeres, el que reynava aconpañado de todos los Yngas y orejones, cortesanos y prençipales de la çibdad, entendian en hazer grandes fiestas y borracheras y taquis, poniendo en la plaça del Cuzco la gran maroma de oro que la çercava toda y tantas riquezas y pedreria quanto se puede pensar por lo que se a escrito de los tesoros questos reyes poseyeron."