Citas de Pedro de Cieza de León

Cieza de León, Pedro de Crónica del Perú. Segunda Parte, El señorío de los Yngas, Edición, Prólogo y Notas Francesca Cantù, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1985
Regresar
Chicha---No identificada
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
18NULL"Estos vestidos se a de poner el que fuere Ynga y a de aver ayunado el tienpo estableçido ques un mes y a este ayuno llaman ‘çaçi’, el qual se haze en un aposento del palaçio real sin ver lunbre ni tener ayuntamiento con muger; y estos días del ayuno las señoras de su linaje an de tener gran cuydado en hazer con sus propias manos mucha cantidad de su chicha , ques vino hecho de mays y an de andar vestidos ricamente."
81NULL"A las puertas destas casas estavan puestos porteros que tenian cargo de mirar por las virgenes, que eran muchas hijas de señores prençipales, las mas hermosas y apuestas que se podian hallar; y estavan en el tenplo hasta ser viejas; y si alguna tenia conoçimiento con varon, la matavan o enterravan biva y lo mismo hazian a e1. Estas mugeres eran llamadas ‘mamaconas’; no entendian en mas que texer y pintar ropa de lana finisima para serviçio del tenplo y en hazer chicha , ques el vino que beven, de que sienpre tenian llenas grandes vasijas."
83NULL"Y avia en este serro antiguamente oraculo por donde el maldito Demonio hablava; y estava enterrado a la redonda suma grande de tesoros y en algunos dias sacrificavan honbres e mugeres, a los quales antes que fuesen sacrificados, los çaçerdotes les hazian entender que avian de yr a servir [a] aquel Dios que alli adoravan, alla en la gloria que ellos fingian con sus desvarios que tenian; y asi, teniendolo por çierto los que avian de ser sacrificados, los honbres se ponian mui galanos y ataviados con sus ropas de lana fina y llautos de oro y patenas y braçaletes y sus oxotas con sus correas de oro. Y despues de aver oydo el parlamento que los mentirosos de los çaçerdotes les hazian, les davan a vever muctia de su chicha con grandes basos de oro, y solenizavan con cantares el sacrifiçio, publicando en ellos que, por servir a sus dioses, ofreçian sus vidas de tal suerte, teniendo por alegre reçibir en su lugar la muerte."
90NULL"Y para selebrar esta fiesta con mayor deboçion y solenidad se dize que ayunavan dies o doze dias austeniondose de comer demasiado y de no dormir con sus mugeres y bever solamente por la mañana, ques quando ellos comen, chicha y despues, en el dia, tan solamente agua; y no comer aji ni traer coca en la boca y otras çeremonias que entre ellos se guardavan en semejantes ayunos. Lo qual pasado, avian traydo al Cuzco mucha suma de corderos y de obejas y de palomas y cuyz y otras aves y animales, los quales matavan para hazer el sacrificio."
91NULL"Y acavado el sacrefiçio el Gran Çaçerdote con los demas çaçerdotes yvan al tenplo del Sol y despues de aver dicho sus salmos malditos, mandavan a salir a las virgenes mamaconas arreadas ricamente, con mucha multitud de chicha que ellas tenian hecha; y entre todos los que se hallavan en la gran çibdad del Cuzco se comian los ganados y aves que para el sacrifiçio vano se avian muerto y bevian de aquella chicha , que tenian por sagrada, dandosela a vever con grandes vasos de oro y estando ella en tinajas de plata de las muchas que avia en el tenplo."
130NULL"Y era tan de poca honra que no queria que le estimasen y andava por las mas partes de la çibdad beviendo; y desque tenia en el cuerpo una arroba y mas de aquel brevaje, probocandose a gomito, lo lançava y sin vergüença descubria las partes vergonçoças / y echava la chicha convertida en orina. Y a los orejones que tenian mujeres hermosas, quando los via les dezia: ‘Mis hijos, ¿como estan?’, dando a entender que aviendo con ellas usado los que tenian eran del y no de sus maridos."
146NULL"Dentro destas çercas o murallas avia aposentos como los demas que ellos usavan, donde estavan cantidad de mamaconas y otras muchas mugeres y mançebas de los reyes y hilavan y texian de la su tan fina ropa y avia muchas pieças de oro y de plata y vasijas destos metales. Muchas destas piedras vi yo en algunas destas çercas y me espante como siendo tan grandes estavan tan primamente puestas. Quando hazian los vayles y fiestas grandes en el Cuzco, era hecha mucha de su chicha por las mugeres dichas y bevianla. Y como de tantas partes acudiesen al Cuzco, mando poner veedores para que no saliese sin su liçençia ningund oro ni plata de lo que entrase; y pusieronse governadores por las mas partes del reyno y a todos governava con gran justiçia y orden. Y porque en este tienpo mando hazer la fortaleza del Cuzco dire algo delta, pues es tan justo."