Citas de Pedro de Cieza de León

Cieza de León, Pedro de Crónica del Perú. Segunda Parte, El señorío de los Yngas, Edición, Prólogo y Notas Francesca Cantù, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1985
Regresar
Anco Allo---No identificada
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
143NULL"[Y como se hobiesen holgado los] dias que le pareçio a Ynga Yupangue, / les hablo; como queria que fuesen a los Guancas y a los Yayos e sus vezinos a procurar de los traer en su amistad y serviçio sin guerra, y quando no, que dandosela, se diesen malla de los vençer y forçar que lo hiziesen. Respondieron todos que harian lo que mandava con gran boluntad. Fueron señalados capitanes de cada naçion y sobre todos fue por general Lloque Yupangue y con el, para consejo, Copa Yupangue; y avisandoles de lo que avian de hazer, salieron del Cuzco y caminaron hasta la provinçia de Andaguailas, adonde fueron bien reçibidos por los chancas; y salio con ellos un capitan, llamado Anco Allo , con copia de jente de aquella tierra para servir en la guerra del Ynga."
144NULL"Capitulo [L] de como salieron de Xauxa los capitanes del Ynga y lo que les çusedio y como se salio de entre ellos Anco Allo "
144NULL"Quentan los yndios chancas que, como los yndios que salieron de su provinçia de Andaguaylas con el capitan Anco Allo oviesen hecho grandes hechos en estas guerras, enbidiosos dellos y con rencor que tenian contra el capitan Anco Allo de mas atras, quando el Cuzco fue çercado, determinaron de los matar. Y asi los mandaron llamar; y como fuesen muchos juntos con su capitan entendieron la yntençion que tenian y puestos en arena se defendieron de los del Cuzco,..."
145NULL"... [y] aunque murieron algunos, pudieron los otros con el fabor y esfuerço de Anco Allo de salir de alli, el qual se quexava a sus dioses de la maldad de los orejones e yngratitud, afirmando que por no los ver mas ni seguir, se yria con los suyos en boluntario destierro. Y echando delante las mugeres, camino y atrabeço las provinçias de los Chachapoyas e Guanuco y pasando por la montaña de los Andes caminaron por aquellas sierras hasta que llegaron, segund tanbien dizen, a una laguna muy grande, que yo creo deve ser lo que quentan del Dorado, adonde hizieron sus pueblos y se an multiplicado / mucha jente. Y quentan todos los yndios grandes cosas de aquella tierra y del capitan Anco Allo .Los capitanes del Ynga, pasado lo que se a escrito, dieron la buelta al valle de Xauxa, donde ya se avian allegado grandes presentes y muchas mujeres para llevar al Cuzco y lo mismo hizieron los de Tarama. La nueva de todo fue al Cuzco y como fue savido por el Ynga holgose por el buen çuseso de sus capitanes, aunque hizo muestra [de] averle pesado lo que avian hecho con Anco Allo; mas era, segund se cre[e], yndustria porque algunos afirman que por su mando lo hizieron sus capitanes. Y como Topa Guasco y los otros chancas oviesen ydo a dar guerra a la provinçia de Collao y oviesen avido vitoria de algunos pueblos, reçelandose el Ynga que, savida la nueva de lo que avia pasado con Anco Allo, se bolverian contra el y le harian trayçion, les enbio mensajeros para que luego viniesen para el; e mando, so pena de muerte, que ninguno le[s] avisase de lo pasado.Los chancas, como vieron el mandado del Ynga, vinieron luego al Cuzco y, como llegaron, el Ynga les hablo con gran disimulaçion, amorosamente, encubriendo la maldad que se uso con el capitan Anco Allo y dava por sus palabras muestra de averle dello pesado. Los chancas, como lo entendieron, no dexaron de sentir el afrenta, mas viendo quan poca parte eran para satisfacerse, pasaron por ello pidiendo liçençia a Ynga Yupangue para bolver a su provinçia, y siendoles conçedida, se partieron dando previllejo al señor prençipal para que se pudiese sentar en el duho engastonado en oro y otras preeminencias."