Citas de Pedro de Cieza de León

Cieza de León, Pedro de Crónica del Perú. Segunda Parte, El señorío de los Yngas, Edición, Prólogo y Notas Francesca Cantù, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1985
Regresar
Guancauque/wanka awki/Quechua
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
212NULL"Con este enbio por capitanes otros prençipales de su naçion que avian por nonbres Avante, Urco Guaranga, Ynga Roca. Estos salieron del Cuzco con la jente que se pudo juntar, yendo con ellos muchos señores de los naturales y de los mitimaes y por donde quiera que pasa va Guancaunque sacava la jente que queria con lo demas que era neçesario para la guerra. Y camino a mas andar en busca de Atabalipa, que como oviese muerto y vençido [a] Atoco, como de suso es dicho, siguio su camino endereçado a Tomebanba, yendo con el sus capitanes y muchos prençipales que avian venido a ganalle la la boluntad, viendo que yva vençedor"."
200NULL"Pues, estando Guaynacapa en el Quito con grandes conpañas de jentes que tenia y los demas señores de su tierra, viendose tan poderoso pues mandava desde el rio de Angasmayo al de Maule, que ay mas de mill y dozientas leguas y estando y tan creçido en riquezas, tanto que afirman que avia hecho traer a Quito mas de quinientas cargas de oro y mas de dos mill de plata y mucha pedreria y ropa fina, siendo temido de todos los suyos porque no se le osavan desmandar quando luego hazia justiçia, quentan que vino una gran pestilençia de viruelas tan contajiosa que murieron mas de dozientas mill animas en todas las comarcas, porque fue general; y dandole a el el mal no fue parte todo lo dicho para librarlo de la muerte, porquel gran Dios no era dello servido. Y como se sintio tocado de la enfermedad, mando se hizieron grandes sacrifiçios por su salud en toda la tierra y por todas las guacas y tenplos del Sol; mas yendole agraviado, llamo a sus capitanes y parientes y les hablo algunas cosas, entre las quales les dixo, a lo que algunos dellos dizen, que el savia que la jente que avia visto en el navio bolveria con potençia grande y que ganaria la tierra. Esto podria ser fabula, o si lo dixo, que fuese por boca del demonio, como quien sabia que los españoles yvan para procurar de bolver a senorear. Dizen otros destos mismos que, conoçiendo la gran tierra que avia en los quillaçingas y popayaneses y que era mucho para mandarlo uno, que dixo que desde Quito para aquellas partes fuesen de Atabalipa, su hijo a quien queria mucho porque avia sienpre andado con el en la guerra; y que mando que lo demas governase y senorease Guascara, unico hered[er]o del imperio. Otros yndios dizen que no dividio el reyno, antes dizen que dixo a los que estavan presentes que bien sabian como ellos se avian holgado que fuese señor, despues de sus dias, su hijo Guascar, y de Chimbo Ocllo, su hermana, con quien todos los del Cuzco mostravan contento; y puesto que sin el tenia otros muchos hijos de gran valor, entre los quales estavan Nauque Yupangue, Topa Ynga, Guancauque, Topa Gualpa, Tito, Guama Gualpa, Mango Ynga, Guascar, Cuxi Gualpa, Paulo, Tilca Yupangue, Conono, Atabalipa, quiso no dalles nada de lo mucho que dexava, sino / que todo lo eredase del como el lo heredo de su padre y que confiava mucho guardaria su palabra y cunpliria lo que su coraçon queria, aunque era muchacho; y que les rogo lo amasen y mirasen como era justo y que hasta que tuviese edad perfeta que governase y fuese su ayo Colla Topa, su tio. Y como esto uvo dicho, murio"."
211NULL"Pocos dias se tardaron despues que en el pueblo de Anbato el capitan Atoco fue vençido y desbaratado, quando no solamente en el Cuzco se supo la nueva, mas en toda la tierra se entendio y reçibio Guascar grande espanto y temio mas el negoçio que hasta alli; mas sus consejeros le amonestaron que no desanparase al Cuzco sino que enbiase de nuevo jente y capitanes. Y fueron hechos grandes lloros por los muertos y en los tenplos y oraculos hizieron sacrifiçios conforme a lo que ellos usan. Y enbio a llamar Guascar a muchos señores de los naturales del Colla[o], de los Canches, Canas, Charcas, Carangues y a los de Condesuyo y muchos de los de Chinchasuyo; y como estuviesen juntos, les hablo sobre lo que su hermano hazia y les pidio en todo le quisiesen ser buenos amigos y conpañeros. Respondieron a su gusto los que se hallaron a la platica, porque guardavan mucho la relijion y costunbre de no reçibir por Ynga sino aquel que en el Cuzco tomase la borla, la qual avia dias Guascar tenia, y sabian el reyno le venia derechamente. Y porque convenia con brevedad prove[e]r en la guerra que tenia, / nonbro por su capitan jeneral a Guancauque, hermano suyo, segund dizen algunos orejones, porque otros quieren dezir ser hijo de Hilaquita"."
212NULL"Mas poca ynpreçion hizieron en el cruel de Atabalipa, porque dizen que mando a sus capitanes y jentes que matasen a todos aquellos que avian venido; lo qual fue hecho no perdonando si no hera algunos niños y a las mugeres sagradas del tenplo que por honra del Sol, su dios, guardaron sin derramar sangre dellas ninguna. Y pasado esto, mando matar algunos particulares en la provinçia y puso en ella capitan y mayordomo de su mano; y juntos los ricos honbres de las comarcas, tomo la bolra y llamose Ynga en Tomebanba, aunque no tenia fuerça -como se a dicho- por no ser en el Cuzco; mas el tenia su derecho en las armas, lo qual tenia por buena ley. Tanbien digo que e oydo [a] algunos yndios honrados que Atabalipa tomo la borla en Tomevanba antes que le prendiesen ni Atoco saliese del Cuzco y que Guascara lo supo y proveyo luego. / Pareçeme que lo que se a escrito lleva mas camino. Guancauque davase mucha prieça [a] andar y quisiera llegar a los Cañares antes que Atabalipa pudiera aver hecho el daño que hizo"."
213NULL"Y alguna de la jente que escapo de la vatalla que se dio en Anbato se avia juntado con el. Afirman todos que trayria mas de ochenta mill honhres de guerra y Atabalipa llevaria pocos menos de Tomebanba, donde luego salio afirmando que no avia de parar hasta el Cuzco. Mas en la provinçia de los Paltas, serca de Coxebanba, se encontraron unos con otros; y despues de aver esforçado y hablado cada capitan a su jente, se dieron vatalla, en la qual afirman que Atabalipa no se hallo, antes se puso en un çerrillo a la ver. Y siendo Dios dello servido, no enbargante que en la jente de Guascar avia muchos orejones y capitanes que para entre ellos entendian bien la guerra y que Guancauque hizo el dever como leal y buen servidor a su rey, Atabalipa quedo vençedor con muerte de muchos contrarios, tanto que afirman que murieron entre unos y otros mas de treynta y çinco mill honhres y heridos quedaron muchos"."