Citas de Pedro de Cieza de León

Cieza de León, Pedro de Crónica del Perú. Segunda Parte, El señorío de los Yngas, Edición, Prólogo y Notas Francesca Cantù, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1985
Regresar
Hatuncollao---No identificada
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
7NULL"Y lo que quiero contar es que afirman por muy cierto que despues se levanto en Hatuncollao aquel capitan o tirano poderoso, en la provincia de los Canas, questa entre medias de los Canchez e Collao, çerca del pueblo llamado Chungara, se mostraron unas mugeres como si fueran honbres esforçados"."
15NULL"Y lo que yo para mi tengo que se deva creer desto questos fingen sera que, asi como en Hatuncollao se levanto Çapana y en otras partes hizieron lo mismo otros capitanes valientes, questos yngas que remaneçieron devieron ser algunos tres hermanos valerosos y exforçados y en quien oviese grandes pensamientos, naturales de algund pueblo destas regiones o venidos de la otra parte de la sierra de los Andes"."
22NULL"En este tiempo en Hatuncollao se avian hecho poderosos los deçendientes de Çapana y con tirania querian ocupar toda aquella comarca. Pues como el fundador del Cuzco, Mango Capa, ovo casado a sus hijos y allegado a su serviçio algunas jentes con amor y buenas palabras, con las quales engrandeció la casa de Curicanche, despues de aver bivido muchos años, mur[i]o estando ya muy biejo..."."
154NULL"Ynga Yupangue tuvo gran notiçia que pasadas algunas jornadas, a la parte de Levante avia gran tierra y muy poblada. Con esta nueva, codiçioso de descubrirla, paso adelante; mas siendo avisado como en el Cuzco avia çusedido çierto alvoroto, aviendo ya allegado a un pueblo que llaman Marcapata, rebolvio con prieça grande al Cuzco, donde estuvo algunos dias. Pasado esto, dizen los yndios que, como la provinçia de Collao sea tan grande y en ella oviese en aquellos tienpos numero grande de jente y señores de los naturales muy poderoso, como supieron que Ynga Yupangue avia entrado en la montaña de los Andes, creyendo que por alli seria muerto o que bendria desvaratado, conçertaronse todos a una desde Vilcanota para adelante, a una parte, y a otra, con muy gran secreto, de se revelar y no estar debaxo del señorio de los Yngas, diziendo que hera poquedad grande de todos ellos, aviendo sido libres sus padres y no dexandolos en cativerio, sujetarse tantas tierras y tan grandes a un señor solo. Y como todos aborreçiesen el mando que sobre ellos el Ynga tenia, sin les aver el hecho molestia ni mal tratamiento ni hecho tiranias ni demasias, como sus governadores y delegados no lo pudieron entender, juntos en Hatuncollao y en Chuquito, adonde se hallaron Cari y Çapana y Umalla y el señor de Açángaro y otros muchos, hizieron su juramento conforme a su çeguedad de llevar adelante su yntençion y determinaçion;..."