Citas de Francisco Falcón

Regresar
Grafía en textoNormalizaciónLengua
Maíz---No identificada
Maíz---No identificada
Maíz---No identificada
Maíz---No identificada
Maíz---No identificada
Maíz---No identificada
Maíz---No identificada
Maíz---No identificada
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
25"Y en algunas partes de esta tierra los indios, sin llover ni riego, cogen maíz porque tienen grandes pedaços de tierra ahondados, a la costa de la mar, tiro y medio o dos tiros de arcabuz de la lengua del agua al peso de ella y con el frescor que aquella tierra, estando al peso del agua, recibe de la mar, tiene tanta humedad que se engendran maíces, que es el pan de aquella tierra, cuando los siembran y cuando no [tach.: los; interl.: están]siembrados [sic] aquellos pedaços se engendran en ellos mucha hierba de grama."
26"Danse en estos llanos con la hierba de estos cabeços y los que hay en la ribera de los ríos que de la Sierra baxan y de la que nace de la tierra en que se cría el pan y maíz, que es lo que se riega, los ganados de España mucho y son tan fértiles en esta parte de la tierra [...]"
"36-"Tenían grandes tierras y de lo más fértil dedicadas para coger maíz, que es el pan de aquella tierra, para el sol; y labrábanlas y cogíanlas de común con gran cuidado y tanta observancia, que cuando [interl: se; tach.:la] labraban, si se hallaba presente al empeçar a labrar alguna de aquellas tierras del Inga, había de ser él que el primer surco había de dar; y si él no se hallaba presente, dábale el más principal señor que allí se hallaba; y el maíz que de estas tierras se cogía se ponía en casas que para ello cerca de las tierras tenían hechas en el campo."
37"Y de él hacían chicha, que es cierta manera de vino que los indios hacen de maíz, que beben mucho y se embeodan con él para sacrificar al sol, echándolo en guacas que ellos llamaban, que eran unos edificios cuadrados, sin cobertura ninguna y en medio unos sumideros llenos de piedras menudas, adonde echaban la chicha y todo lo demás que sacrificaban, las cuales guacas siempre hacían en lo alto de los cerros."
37"Y todo el maíz que sobraba del maíz que de aquellas tierras del sol cogían de un año, se quedaba en aquellas casas, como cosa del sol, para que él lo consumiese, sin que nadie osase tocar en un grano de ello, dado que aquellas casas estaban fuera de poblado."
43"Porque no se coge en ella otro pan sino maíz y de esto no tanto que basten para sustentar a los que en aquellos pueblos residen, sino que de Santo Domingo y Cartagena y de otras islas llevan allí maíz y gallinas y puercos; y de España los navíos, alguna harina y bizcocho; sólo hay abundancia de carne de vaca en Panamá, que en el Nombre de Dios aún hay poca."
"43-"Y, así, yendo número de gente, [por] poco que allí se detuviese, no sólo de pestilencia mas de hambre moría y por esto digo que Dios fortificó la tierra del Perú también con esterilidad, porque en Tierra Firme, que es la puerta, hay tanta como he dicho y, así, con haber yo tomado todo el bizcocho y harinas que en aquel tiempo vino de España y con haber traído maíz de Nicaragua y comprar todo cuanto en Nata y en los dichos dos pueblos pude haber, apenas pude [a]bastecer la primera armada, que fue en tres naos y una fragata, en que iban trescientos hombres de guerra que envié para correr la costa del Perú y dar cartas y provisiones y publicar la benignidad y perdón de que Su Magestad era servido usar para que, entendido aquello y cómo yo iba con otra armada más gente, se levantasen en su real servicio los pueblos y vecinos del Perú [...]"
"51-"Y allende de estas cosas ya dichas que hacen fuerte la tierra del Perú, hay otras dos que la hacen inexpugnable contra la voluntad de los [e]spañoles que en ella hay: la una es que, llegada cualquier gente a la costa, como por la larga navegación no pueda llevar qué coma, si no se lo quieren dar los que están en la tierra morirán de hambre; y, así, cuando yo llegué al puerto de Túmbez, con estar ya toda la comarca de aquel pueblo hasta Lima, que son ciento y noventa legus, prevenidos con los primeros navíos que envié y con los despachos que yo desde Puerto Viejo a todas partes envié para responder a la voz del del [sic] rey y juntarse conmigo y proveerme de mantenimientos y no se lo poder impedir Gonçalo Piçarro, porque era alejado hacia las Charcas, y deseando todos proveerme, estuvimos diez o doce días sin comer sino sólo del maíz que yo había recogido de Puerto Viejo y de la isla de la Puná y de algunos porqueçuelos de los montes de aquella tierra y de pescado que con un chinchorro que hice llevar en el armada se pescaba."