Citas de Francisco Falcón

Regresar
Grafía en textoNormalizaciónLengua
Lima/lima/Quechua
Lima/lima/Quechua
Lima/lima/Quechua
Lima/lima/Quechua
Lima/lima/Quechua
Lima/lima/Quechua
Lima/lima/Quechua
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
6"Y entra lo que dicen del Nuevo Reino, donde ahora se ha puesto Chancillería; y entra lo que al presente está subjeto a la Chancillería que reside, después del desbarato y castigo de Gonçalo Pizarro, en la ciudad de los Reyes, que por nombre antiguo de indios se llama Lima, que son las ciudades con sus términos de Quito, Loxa, Puerto Viejo, Guayaquil, Jaén, Piura, Chachapoyas, Santiago de los Valles, Trujillo, Guánuco, la misma ciudad de los Reyes, Guamanga, el Cuzco, Arequipa, Nuestra Señora de la Paz, la Villa de la Plata [...]"
19"Y así en los dichos meses hace claros días ordinariamente en la Sierra y de noche, grandes yelos, al menos donde no se hacen valles baxos; y en las cordilleras altas donde las X horas del día adelante ordinariamente se cubre de niebla y, así, en la Sierra en aquel tiempo nunca llueve, sino yela y nieva algunos días aun en las faldas, porque en el Cuzco en mayo y junio nos nevó mucho; y en julio, viniendo a hacer el repartimiento de Guaynarima, había en el camino nieve, con que los españoles que venían en mi compañía se daban de pelladas; y en agosto y en septiembre, por el camino que desde Guaynarima por la Sierra hice para venir a la ciudad de Lima, pasamos por muchas partes nieve, con venir harto apartados de las cordilleras."
"44-"Y sin embargo de esto llegó la primera armada tan necesitada de bastimentos, que hubo necesidad que el capitán Diego de Mora y otros vecinos de Trujillo la proveyesen de ellos cuando llegó a aquel paraje, que fue XVII a abril 1547; y con no haber desde allí a Lima sino ochenta leguas, tardó en andarlas hasta doce de julio, que llegó al Callao de la ciudad de Lima, con ser las naos que llevaban las más veleras y más bien despalmadas y a punto que desde Panamá pudimos enviar y en el mejor tiempo del año para aquel viaje. "
48"La razón de esto debe ser por ser de mayor frialdad las constelaciones que están de la otra parte de la equinoccial hacia el Antártico que no las que están de esta otra hacia el Ártico; y eso parece no sólo por la mayor corriente de aguas que arguye mayor generación de ellas en aquella parte de [tach: a] donde corren, mas aun porque la experiencia lo muestra haber mayor frialdad de la otra parte de la equinoccial que no de ésta, porque Panamá está en nueve grados y el Nombre de Dios, en diez y Santa Marta, en once y Santo Domingo, en veinte y Nicaragua asimismo en los mismos y en todas estas partes que son de la equinoccial hacia el Artico hace mayores calores y más excesivos que no en Piura y Trujillo, que están en cinco y seis grados de la otra parte de la equinoccial y Lima, que está en XVI grados, en invierno hace fríos y grandes yelos."
49"Y aun también me parece que esta mayor frialdad se experimenta en la frialdad que en la mar del Sur se halla de la otra parte de la equinoccial, donde por ser el agua de la mar más fría no se engendra aquel gusan[tach: ill]o que llaman broma en los navíos en los puertos, al menos en el de Lima (dado que en él entre río de agua dulce), y en Panamá y en Nombre de Dios y en otros de más altura de esta parte de la equinoccial se engendra mucha donde entra agua dulce, porque para que se engendre este gusanillo dicen que es menester que haya calor en el agua de la mar y se mezcle con ella agua de río."
51"Y de esta manera, estando yo en Lima, iba de Panamá un galeón que se decía Calero y anduvo catorce mese por llegar a Lima y en bordes navegó, según dicen, más de cuatro mil leguas y nunca pudo llegar más de hasta el río de Santa, que es sesenta leguas antes de Lima; y, porfiando todavía, tornó a caer otras sesenta más atrás y tan perdido y lleno de vescosidad, la cual en aquella mar hay mucha, que quedó de muy poco provecho y hubo necesidad de enviar barcos por la mercancía que traía de Paita, donde había arribado."
"51-"Y allende de estas cosas ya dichas que hacen fuerte la tierra del Perú, hay otras dos que la hacen inexpugnable contra la voluntad de los [e]spañoles que en ella hay: la una es que, llegada cualquier gente a la costa, como por la larga navegación no pueda llevar qué coma, si no se lo quieren dar los que están en la tierra morirán de hambre; y, así, cuando yo llegué al puerto de Túmbez, con estar ya toda la comarca de aquel pueblo hasta Lima, que son ciento y noventa legus, prevenidos con los primeros navíos que envié y con los despachos que yo desde Puerto Viejo a todas partes envié para responder a la voz del del [sic] rey y juntarse conmigo y proveerme de mantenimientos y no se lo poder impedir Gonçalo Piçarro, porque era alejado hacia las Charcas, y deseando todos proveerme, estuvimos diez o doce días sin comer sino sólo del maíz que yo había recogido de Puerto Viejo y de la isla de la Puná y de algunos porqueçuelos de los montes de aquella tierra y de pescado que con un chinchorro que hice llevar en el armada se pescaba."