Citas de Francisco Falcón

Regresar
Grafía en textoNormalizaciónLengua
Huanuco/wanuku/Quechua
Huanuco/wanuku/Quechua
Huanuco/wanuku/Quechua
Huanuco/wanuku/Quechua
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
246NULL"Demas de la ciudad de Lima y sus terminos, tiene a la ciudad de Truxillo y los suyos, que es otra muy gran ciudad y muy apacible; tiene tambien a Santa, a Huanuco, a Chachapoyas, a Piura, a Bracamoros, a Moyobamba, a Paita y a Ayabaca, que parte terminos con el destrito de la nueva Audiencia de Quito, que es veinte leguas mas alla de San Miguel de Piura."
108NULL"En la ciudad de Lima han de residir seis Lanzas y seis arcabuces, y mas el Capitan que ha de ser el Alguacil Mayor de la Audiencia, y los dos Alguaciles menores, arcabuces; y lo mesmo en la ciudad e Audiencia de Quito. En La Paz ha de haber seis arcabuces, y otros seis en Potosi ; dos en Arequipa ; cuatro en Huamanga, cuatro en Huanuco; dos en Truxillo; dos en Chachapoyas, y dos en Piura."
105NULL"Estas Lanzas y arcabuces se habian de repartir de esta manera: doce Lanzas y doce arcabuces se habian de repartir adonde resida el Virrey o Gobernador (que a mi parecer a de ser en el Cuzco, como dire en el Capitulo II de la Parte Segunda); y otros tantos en la Audiencia de los Charcas, por haber en esta Audiencia mas necesidad de gente por estar en frontera de tantos enemigos; una docena de Lanzas y de arcabuces en Lima, y otra docena en Quito, adonde estan las Audiencias y no habia de haber mas Lanzas ni Capitan de ellas, mas de dos Alguaciles Mayores del Audiencia con el mesmo salario de las Lanzas, y los dos Alguaciles Menores habian de tener sueldo de arcabuces, que son quinientos pesos, y el de los Lanzas, mil pesos. Habia de haber tambien otros arcabuces que residiesen en cada ciudad: seis en La Paz, dos en Arequipa, seis en Potosi, cuatro en Huamanga, cuatro en Huanuco, dos en Truxillo, dos en Chachapoyas, y dos en Piura."
44NULL"Lo cual esta justisima y Santamente ordenado, y conforme a lo que siente Fray Domingo de Soto, y ansi no tengo que tratar de ello, mas de advertir que en las tasas que hasta aqui se han hecho en el Peru, ni se ha guardado la orden que esta dada, ni el intento que Su Majestad tiene y es servido que se guarde, que es relevar a los indios de muncho trabaxo, antes le han dado muy mayor y muncha mas ocupacion que se les diera si no se tasara como luego dire, y fuera doblado el provecho de los españoles, y aun de los mesmos indios, porque ha acaecido tasar a unos indios en Huanuco que den a su amo mil hanegas de maiz, que en beneficiallas se ocupan diez mil peones, y no valen quinientos pesos, y aun algunas veces no valen nada porque no hay quien lo compre[...]"