Citas de Francisco Falcón

Regresar
Grafía en textoNormalizaciónLengua
Mango Inga/manku inka/Quechua
Mango Inga/manku inka/Quechua
Mango Inga/manku inka/Quechua
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
294NULL"Tito Cuxi Yupanguii Inga, hixo de Mango Inga, despues que se salio su hermano Don Diego Sayre Topa de la tierra de Vilcabamba y Viticos, adonde el agora se esta por Inga, se alzo; y muerto el Don Diego, se ha quedado en su señorio, que es junto a la cordillera de Los Andes. Es mucha tierra y mucha gente la que posee, como son la provincia de Viticos, y la provincia de Manari, y la provincia de Sicuane, y la de Chacumanchay, y la provincia de Nigrias, y la provincia de Opatari, y la provincia de Paucarmayo: estas estan en la cordillera que va a dar a la Mar del Norte y hacia los chunchos; ansimesmo, la provincia de Pilcozuni, que es hacia la parte de Ruparupa, y la provincia de Guaranipu, y la provincia de Peati, y la provincia de Chiranaua, y la provincia de Chiponaua. Todas estas provincias obedecen al Inga, y le dan tributo."
301NULL"Al tiempo que los cristianos entraron en esta tierra fue preso mi padre Mango Inga, so color y achaque que se queria alzar con el Reino, despues de la muerte de Atagualipa, solo a fin que les diese un bohio lleno de plata y oro. En la prision le hicieron muchos malos tratamientos, asi de obra como de palabra, echandole una collera al pescuezo, como a perro, y cargandoles de hierros los pies, y trayendole de la collera de una parte a otra entre sus vasallos , poniendole a quistion cada hora, teniendole en la prision mas de un mes, de donde por los malos tratamientos que a el, a sus hixos y gente y mugeres hacian, soltose de la prision y vino a Tambo[...]"
306NULL"Otra provision, que por cuanto el Inga Tito Cuxi Yupanguii, y su padre Mango Inga, en su tiempo, llevaron muchos indios de algunos repartimientos que hay en la ciudad del Cuzco, y de la de Huamanga, y de otras partes, y otros se le han ido de su voluntad que se queden con el Inga, pues ellos pueden estar y quieren de su voluntad estar con el. Puedese dar recompensa a sus encomenderos; y este no parece inconviniente, pues en tiempo de las Ingas se mudaban de su natural a otras partes, por su mandado, y los que mudandose han, hanse quedado y quedaran, y tambien porque, andando el tiempo, estando aca el Inga, y su tierra de paz, se podran salir, y naide se lo podra estorbar."