Citas de Francisco Falcón

Regresar
Grafía en textoNormalizaciónLengua
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Cacique / Caciques---Taíno
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
128NULL"La cueva donde estaba el ídolo era muy oscura, que no podía entrar a ella sin candela, y dentro muy sucia. Hice a todos los caciques de la comarca que me vinieron a ver entrar dentro para que perdiesen el miedo; y a falta de predicador, les hice mi sermón diciendo el engaño en que vivían."
123NULL"Venía en unas andas, y delante de él hasta trescientos o cuatrocientos indios con camisetas de librea, limpiando las pajas del camino y cantando; y él en medio de la otra gente, que eran caciques y principales, y los más principales caciques le traían en los hombros. En entrando en la plaza, subieron doce o quince indios en una fortalecilla que allí está y tomáronla a manera de posesión con una bandera puesta en una lanza."
125NULL"Tiene cada pasaje dos puentes: la una por donde pasa la gente común; la otra por donde pasa el señor de la tierra o sus capitanes. Esta tienen siempre cerrada e indios que la guardan. Estos indios cobran portazgo de los que pasan. Estos caciques de la sierra y gente tienen más arte que no los de los llanos. Es la tierra bien poblada : tienen muchas minas en mucha parte de ella."
126NULL"Hay otra casa de mujeres en cada pueblo de estos principales, asimismo guardadas, que están recogidas de los caciques comarcanos, para cuando pasa el señor de la tierra sacan de allí las mejores para presentárselas; y sacadas aquéllas meten otras tantas. También tienen cargos de hacer chicha para cuando pasa la gente de guerra. De estas casas sacaban indias que nos presentaban. A estos pueblos del camino vienen a servir todos los caciques comarcanos: cuando pasa la gente de guerra, tienen depósito de leña y maiz y de todo lo demás. Cuentan por unos nudos en unas cuerdas de lo que cada cacique a traído."
127NULL"Hay poblaciones muy grandes: las casas de los indios de cañizos; las de los caciques de tapia, y ramadas por coberturas, porque en aquella tierra no llueve. Desde el pueblo de San Miguel hasta aquella mezquita habrá ciento setenta o ciento ochenta leguas por la costa de la tierra muy poblada. Toda esta tierra atraviesa el camino tapiado: en toda ella; ni en doscientas leguas que se tienen noticias en la costa delante, no llueve."
127-NULL"Los caciques comarcanos me vinieron a ver y trajeron presente; y allí en la mezquita se halló algún oro podrido que dejaron, cuando escondieron lo demás: de todo se juntó ochenta y cinco mil castellanos y tres mil marcos de plata. Este pueblo de la mezquita (es) de muy grandes cercados y corrales: fuera de ella está otro cercado grande, que por una puerta se sirve la mezquita."
128NULL"Yo creo que no hablan con el diablo, sino que aquellos servidores suyos engañan a los caciques por servirse de ellos; porque yo hice diligencia por saberlo, y un paje viejo de los más privados de su dios que me dijo un cacique que había dicho que le dijo el diablo que no tuviese miedo de los caballos, que espantaban y no hacían mal, hícele atormentar y estuvo rebelde en su mala secta, que nunca de él se pudo saber más de que realmente le tienen por dios."
128-NULL"Yo me volví camino de Caxamalca por otro camino que el que había ido adonde el capitán de Atabaliba quedó de salir a mí no había salido: antes supe de aquellos caciques que estaba quedo y me había burlado porque me viniese. Desde allí volvimos hacia donde él estaba, y el camino fué tan fragoso y de tanta nieve, que se pasó harto trabajo en llegar allá. Llegado al camino real a un pueblo que se dice “Bombón”, topé un capitán de Atabaliba con cinco mil indios de guerra que a Atabaliba llevaba en achaque de conquistar un cacique rebelde, y según después ha parecido, eran para hacer junta para matar a los cristianos: allí hallamos hasta quinientos mil pesos de oro que llevaban a Caxamalca."
129NULL"Llegados al pueblo, y como nadie nos salía a recibir, iba la gente toda con pensamiento de pelear con los indios: al entrar en la plaza salieron unos principales a recibirnos de paz, y dijéronnos que el capitán no estaba allí que era ido a pacificar ciertos caciques, y según pareció de temor se había ido con la gente de guerra, y había pasado un río que estaba junto cabe el pueblo, de una puente de red. Enviéle a decir que viniese de paz, si no que irían los cristianos a le destruir."
121NULL"Y yo dije al Atabaliba que el gobernador me enviaba a visitarle, y que le rogaba que le viniese a ver, porque le estaba esperando para holgarse con él, y que le tenía por amigo. Díjome que un cacique del pueblo de San Miguel le había enviado a decir que éramos mala gente y no buena para la guerra, y que aquel cacique nos había muerto caballos y gente."
124NULL"Preguntando a Atabaliba por que había echado el libro y mostrado tanta soberbia, dijo que aquel capitán suyo, que había venido a hablar al gobernador, le había dicho que los cristianos no eran hombres de guerra, y que los caballos se desensillaban de noche, y que con doscientos indios que le diese, se los ataría a todos; y que este capitán y el cacique que arriba he dicho de San Miguel, le engañaron."
127-NULL"Para entrar en el primer patio de la mezquita, han de ayunar veinte dás: para subir al patio de arriba, han de haber ayunado un año: en este patio de arriba suele estar el obispo: cuando suben algunos mensajeros de caciques que han ayunado su año, a pedir al dios que les dé maíz y buenos temporales, hallan el obispo cubierta la cabeza y sentado. Hay otros indios que llaman pajes del dios. Así como estos mensajeros de los caciques dicen al obispo por su embajada, entran aquellos pajes del diablo dentro de una camarilla, donde dicen que hablan con él; que el diablo les dice de qué está enojado de los caciques, y los sacrificios se han de hacer, y los presentes que quiere que le traigan."
128NULL"Esta mezquita es tan temida de todos los indios, que si alguno de aquellos servidores del diablo le pidiese cuanto tuviese y no lo diese, había de morir luego. Y según parece los indios no adoran a este diablo por devoción sino por temor: que a mí me decíanlos caciques que hasta entonces había servido aquella mezquita porque le habían miedo, que ya no había miedo sino a nosotros, que a nosotros querían servir."