Citas de Molina

"Relación de las fábulas y ritos de los Ingas”, [ca 1573-1580], en Fábulas y mitos de los incas, Eds. Henrique Urbano y Pierre Duviols, Historia 16, Madrid, 1989
Regresar
Grafía en textoNormalizaciónLengua
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Ynga/inka/Puquina
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
58NULLEste Ynga fue el primero que enpeçó a poner cuenta y razón en todas las cosas y el que quitó y dio cultos y cerimonias, y el que hizo los doze meses del año, dando nombres a cada uno y haziendo las cerimonias que en cada uno dellos hacen, porque no obstante que antes que reynasen sus antesesores tenían meses y años por sus quipos, no se regían con tanto concierto como después que este fue señor, que se rejían por los ynvieros y veranos.
80NULLY assí se levantavan a tomarlo haciendo primero un solenne juramento antes de tomar el dicho yauarçanco en el qual prometían de no ser jamás en cosa alguna, ni murmurar de Hacedor ni Sol ni Trueno, ni de ser traydor a su señor el Ynga principal, so pena de que aquélla fuese para su condenación y travajo.
96NULLAcavado lo qual comían de la carne de los carneros que se avían sacrificado al Hacedor, Sol y trueno y gastauan este día cada nación en hacer el taqui y canto y bayle que cada uno dellos, antes que del Ynga fuesen sujetos, hacían en sus tierras.
104NULLLlevavan también el suntur paucar, que eran las insinias reales. Y en acavando de salir la jente de la plaza, llevavan las guacas cada una a su templo, y el Ynga se yba a su casa.
107NULLla qual ropa se llevava por mandado del Ynga, del tributo que para aquel efecto se hacía en toda la tierra.
109NULLY quando se armava cavallero el Ynga, señor principal, todos los caciques señores y principales que se hallavan presentes, de toda la tierra le hacían grandes ofrendas
110NULLlos sacerdotes del Hacedor y del Sol, Trueno y Luna y los pastores del Ynga, entendían en contar el ganado de las dichas guacas e Ynga, y enpeçavan este día las fiestas que hacían por el ganado al Hacedor, Sol, Trueno y Luna, porque el ganado multiplicase.
111NULLLlamavan al mes de diciembre Camayquilla, en el qual, el primer día de la luna, los que se avían armado cavalleros, así de la parcialidad de Anan Cuzco como de Hurin Cuzco, salían a la plaza con unas hondas en las manos, llamadas huaracas, y los de Anan Cuzco contra los de Hurin Cuzco se tiravan hondaces con una que llaman coco, que se da en unos cordones, y benían algunas vezes a los braços a provar las fuerças, hasta que el Ynga que estava ya en la plaza se levantava y los ponían en paz. Llamauan a esto chocanaco; hacían esto para que fuesen conocidos los de más fuerças y más baliente
112NULLY aquella noche entendían en haçer el dicho bayle y taqui llamado yaguayra, por todas las calles y quadras del Cuzco desde que anochecía hasta que amanecía, y a la mañana sacavan los que a cargo tenían las guacas del Hacedor, Sol y Trueno, y los cuerpos muertos a la plaza, do los ponían en sus lugares, y el Ynga salía a ponerse en el suyo porque hera junto al Sol.
118NULLY los que se avían armado cavalleros salían a la chácara de Sausiro a traer el maíz que en ella se avía cojido, ques por bajo del arco ado dizen Mamaguaco, hermana de Mango Capac, el primer Ynga, sembró el primer maíz, la cual chácara veneficiavan cada año para el cuerpo de la dicha Mamaguaca, haciendo dél la chicha que hera necessaria para el vicio [servicio] del dicho cuerpo
118NULLy luego, por su horden, trayan el maíz de las chácaras del Hacedor, Sol, Luna y Trueno e Ynga y Guanacauri, y de todos los señores muertos. Trayanlo en unos costales pequeños con un cantar llamado araui, con unos vestidos galanos y andavan a traer el dicho maíz toda la demás jente del Cuzco, ecepto el primer día, que lo trayan los moços armados cavalleros.
120NULLQuando el Ynga les dava las mugeres, las quales recevían, aunque hera por mandado de Ynga, el varón yba a casa del padre de la moça a decirle que el Ynga se la avía dado, pero que él le quería servir
120NULLy el moço yba en casa del suegro y suegra por espacio de quatro o cinco días; les llevava paja y leña, y así quedavan concertados y la tomava por muger, porque el Ynga que se la dava, le decía que se la dava hasta muerte y con esta condición la recevía y ninguno avía que la osase dejar.
121NULLy después de estar todo junto, se asentava en la plaza de Aucaypata el Ynga, que es la plaza grande del Cuzco
121-NULLY davan dos bueltas, y después de acavado, el Ynga llamava a los sacerdotes de las provincias y hacía partir los dichos sacrificios en quatro partes para los quatro Suyos: Collasuyo, Chinchaysuyo, Antisuyo, Contisuyo que son las quatro partidas en questá dividida esta tierra
122NULLHacían este sacrificio al principio que el Ynga señor empeçava a señorear para que las guacas le diesen mucha salud y tuviese en paz y sosiego sus reynods y señorios y llegase a biejos
122-NULLporque en el Cuzco avía su quipocamayo, que son como contadores de cada una de las dichas partidas, que tenían la cuenta y raçon de los sacrificios que se avían de sacrificar en cada provincia.
123NULLrogándole tuviese por bien de dar larga vida y salud y vitoria contra sus enimigos al Ynga no llevándole en su mocedad, y a sus hijos y descendientes; que mientras este Ynga fuese señor, todas las naciones que sujetas tuviese, siempre estuviesen en paz y muntiplicase, y tuviesen comidas, y que siempre fuesen vencedor.
125NULLy lo enteravan por la misma horden en el lugar ya dicho, llamado Chuquicancha, y por la misma horden, en el mismo lugar se enteravan los sacrificios para la Luna, rogándole que al Ynga siempre le diese salud y prosperidad, y que siempre venciese a sus enimigos.
126NULLHacían una oración al tiempo del ofrecer mientras el sacrificio se quemava, rogándole el Ynga, su descendiente, siempre fuese moço, siempre vençedor y nunca vencido, y que siempre, mientras este Ynga fuese señor, todas las cosas estuviesen en paz.
127NULLPedían en ellas al Hacedor el Ynga siempre fuese vencedor y no vencido; viuiese siempre en paz y salvo
127NULLy el Ynga, carneros y corderos, yban por el camino real.
127NULLY por esta horden yban caminando por toda la tierra que el Ynga conquistada tenía, por las quatro partidas, y haciendo los dichos sacrificios hasta llegar cada uno por el camino do yba a los postreros límites y mojones que el Ynga puesto tenía.
128NULLTenía en el Cuzco el Ynga para este efecto, yndios de los quatro Suyos o partidas, que cada uno dellos tenía quenta y raçon de todas las guacas por pequeñas que fuesen, que en aquella partida de que él hera quipocamayo o contador, que llaman uilcacamayo; y aví yndio que tenía a cargo casi quinientas leguas de tierra.
128NULLpero porque algunas veces acrecentauan o cortavan de los dichos sacrificios, conforme a la voluntad del Ynga, sacavan la raçon del Cuzco para lo que en cada lugar y parte se avía de hacer.
129NULLy como los yndios desta tierra tenían tanto respeto a las cosas del Ynga y decían que aquello salía de allá
130-NULLy que desta manera bolverían en amor de las guacas y no los matarían y asimismo que ya bolvía el tiempo del Ynga y que las guacas no se metían ya en las piedras, ni en las nuves, ni en las fuentes para hablar, sino que se yncorporan ya en los yndios y los hacían ya hablar y que tuviesen sus casas baridas y adereçadas para si alguna de las guacas quisiese pasar en ella.
131NULLVeis aquí vuestro amparo y veis aquí al que os hizo, y da salud e hijos y chácaras ponedle en su lugar en donde estuvo en tiempo del Ynga.
132NULLy que los que an quedado dellos y an visto burlería que se les predicó y creyan con ver al Ynga muerto y a Uilcabamba de cristianos y ninguno de los que se les podía aver sucedido, antes todo al contrario.