Citas de Molina

"Relación de las fábulas y ritos de los Ingas”, [ca 1573-1580], en Fábulas y mitos de los incas, Eds. Henrique Urbano y Pierre Duviols, Historia 16, Madrid, 1989
Regresar
Grafía en textoNormalizaciónLengua
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Maiz---Taíno
Texto pag NoManuscrito Folio NoCita
63NULLAvía otros llamados achicocque son los surtiligos que con maiz y estiércol de carneros hechavan suertes; si quedauan pares o nones davan sus respuestas diciendo asimismo lo que querían saber dél el que los llamava.
68NULL?y al entrar del Sol llevavan otro al cerro llamado Aepiran, porque sobre él se pone el Sol, el qual sacrificavan por la misma horden; y sacrificavan demás desto y ofrecían a las dichas huacas unos cesticos de coca llamados paucarunco y unos que llamavan paucarquinto a manera de coca, y un poco de maiz tostado y conchas de la mar que llaman mullo, colorado y amarillo, hechas a manera de maiz.
72NULLNo comían en este tiempo más de maiz cocido y yervas, y así no vevían chicha sino turvia, que llaman concho ni usavan coca en este tiempo.
72NULLTrayan un poco de maiz crudo en las chuspas, que se ponían en las bocas
72NULLY allí los sacerdotes del Hacedor quemavan por la mañana un carnero blanco y maiz y coca y plumas de pájaros de colores de mullo, que es concha de la mar, como dicho está, rogando al Hacedor diese buen año, pues que de nada avía criado todas las cosas y dádoles ser, tuviese por bien de dales buen año.
76NULLAcavado lo qual, se venían a sus casas, y para entonces tenian parejada una maçamora de maiz mal mulida que llamauan sanco y el ba (?) della tomavan en los rostros puniéndolo también en los lumbrares de las puertas y en las partes donde tenían las comidas y ropas".
93NULLY así repartido el dicho ganad, matavan en gran cantidad para comer en aquel día, y luego entrava en la plaza grandísima cantidad de chicha, la queal estava hecha de muy atrás y en las bodegas que tenían para ello dedicadas la qual se hacía de maiz blanco coxido en el valle del Cuzco.
118NULLY los que se avían armado cavalleros salían a la chácara de Sausiro a traer el maiz que en ella se avía cojido, ques por bajo del arco ado dizen Mamaguaco, hermana de Mango Capac, el primer Ynga, sembró el primer maiz, la cual chácara veneficiavan cada año para el cuerpo de la dicha Mamaguaca, haciendo dél la chicha que hera necessaria para el vicio [servicio] del dicho cuerpo
118NULLy luego, por su horden, trayan el maiz de las chácaras del Hacedor, Sol, Luna y Trueno e Ynga y Guanacauri, y de todos los señores muertos. Trayanlo en unos costales pequeños con un cantar llamado araui, con unos vestidos galanos y andavan a traer el dicho maiz toda la demás jente del Cuzco, ecepto el primer día, que lo trayan los moços armados cavalleros.
119NULLy el otro día le davan un poco de maiz crudo, diciendo que no se muriese de hambre, y estávase queda en un lugar dentro de su casa; al quarto día se lavava y se ponía una ropa llamada angalloaxo, y unas ojotas de lana blanca
130NULLvivirían en prosperidad y gracia y salud y que para bolver a ellos ayunasen algunos días, no comiendo sal ni ají ni durmiendo hombre con muger, ni comiendo maiz de colores
131NULLEstos tales endimoniados pedían en los pueblos si avía algunas reliquias de las guacas quemadas y como trajesen algún pedaço de piedras dellas, se cubrían la caveça delante del pueblo con una manta, y encima de la piedra deramavan chicha y la fregauan con arina de maiz blanco, y luego davan boces ynbocando la guaca
132-NULLdicho lo qual mandan al enfermo que le traygan maiz blanco que llaman paracayçara, y maiz negro que llaman colliçara, y maiz entrevetado de colorado y amarillo que llaman çumaçara (?) amarillo que llaman paraçora y otras conchas de la mar que llaman ellos mollo mollo de todas las colores que pueden aver, que llaman ymaymana mollo
133NULLjunto lo qual, el hechicero, el maiz con el mollo lo hacemoler, y molido, lo da al enfermo en la mano para que soplándolo lo ofresca a las guacas y uilcas, diciendo estas palabras: A todas las guacas y uilcas quatro partidas desta tierra, agüellos y antepasados míos, reçevid este sacrificio doquiera que estáis y dadme salud.
133NULLy le hace yr allá y lavar el cuerpo con agua y arina de maiz blanco, diciendo que allí dejará la enfermedad